Reiki como medicina alternativa para embarazadas.

REIKI EN EL EMBARAZO, EN LA FAMILIA Y EN LA SOCIEDAD

Pareja de Reikistas con su bebé

Máximo Uriel Cutri,
nacido el 31 de diciembre de 2006
en el Hospital Italiano, junto a sus padres
Lorena Ferrari Reiki Master y Pablo Cutri.
Foto tomada el 1º de enero de 2007.

El Reiki puede ser aplicado en el embarazo y el parto. Mientras el nuevo ser se forma en el seno materno puede recibir Reiki. Desde los primeros días del embarazo, su aplicación hace que disminuyan las náuseas y los dolores en general, logra que la mamá se sienta relajada, lo que contribuye a un excelente desarrollo del bebé. Al ser la practicante de Reiki, la madre embarazada puede dar sesiones de autotratamiento a su bebé, al hacerlo sentirá sensaciones de paz y plenitud, al conseguir que el bebé se mueva en el útero. También el papá puede compartir la experiencia del Reiki con su bebé al comunicarse con él. Cuando llega el momento del parto, el Reiki armoniza a los padres y atenúa los dolores del parto.

Máximo Uriel Cutri.

Máximo Uriel Cutri.
Foto tomada el
30 de septiembre de 2007.

En general, se puede dar sesiones de Reiki de 10 minutos al recién nacido, de 15 a 20 minutos cuando el niño cumple 2 años y en un niño de 10 años sesiones de media hora. De requerirse tratamientos más prolongados en tiempo, se obtienen también beneficios considerables. Si los papás son practicantes de Reiki, pueden dar sesiones de Reiki a sus hijos afianzando aún más la relación de confianza y de amor entre ellos. Es provechoso para ellos dado que se puede conseguir que duerman profundamente, los bebés que sufren alteraciones del sueño, dejan de llorar y se duermen más rápido. El dar amor, el compartir ternura de padres a hijos y viceversa hacen que los niños y los padres crezcan sanos y mejora la calidad de vida de ambos.

Los niños pueden aprender Reiki desde edad muy temprana, pueden iniciarse antes de los 9 años. Hace que sean más responsables, reaccionan con tranquilidad ante las dificultades diarias, colaboran con sus padres, comparten un ambiente familiar donde predomina el amor que es la base para estar sanos.

Sabemos que el Reiki es beneficioso para todos, todos lo podemos aprender y que para practicarlo debemos estar habilitados, de esta manera lo aplicamos sobre nosotros mismos, nuestras familias o eventualmente sobre otros seres. Llevemos el Reiki a nuestros hogares. Nosotros somos importantes, vivamos el Reiki a plenitud, vivamos serenamente sin rencores, vivamos en el amor, vivamos Reiki toda la vida. Traslademos el amor que está dentro nuestro a la sociedad, traslademos el amor al mundo, vivamos en paz con todos los seres que habitan este hermoso planeta tierra.

Lorena Ferrari Reiki Master y familia

Máximo Uriel Cutri junto a sus padres, su tío y su abuela.
Foto tomada en el Hospital Italiano el 1º de enero de 2007.